Enlace al directorio institucional de la Cultura (en nueva ventana)
Información   Exposiciones   Colección   Conciertos   Actividades   Educación   Biblioteca   Publicaciones   Agenda   Prensa
 
EXPOSICIONES
ACTUALES | PASADAS | FUTURAS

Salomé del Campo. Noches y días

 CONOCE MÁS DE LA EXPOSICIÓN

 · Cartelas
 · Imágenes en alta resolución
 · Dossier de Prensa

Fecha: 18 de marzo - 29 de agosto de 2021
Comisariado
: Juan Antonio Álvarez Reyes / Yolanda Torrubia Fernández
Coordinadora: Roxana Gazdzinski
Espacio: Claustrón Este 2

Salomé del Campo, Ronda de noche, 2008

Salomé del Campo, Bosque II, 1993

Salomé del Campo, Jóvenes en la cancha I, 2011

Salomé del Campo, Derribo IV, 2003

Los estudios visuales, que alcanzaron su momento álgido con el cambio de milenio, han analizado desde distintas disciplinas la ingente circulación pública de imágenes. La pintura por el momento mantiene su pertinencia en la producción de significado cultural pero, al menos la más contemporánea, ha perdido su papel preponderante en la distribución global de la representación. En este contexto es donde Salomé del Campo (Sevilla, 1961) ha desarrollado su trayectoria desde la segunda mitad de los años 80 hasta la actualidad. De hecho, su producción pictórica podría entenderse como un análisis de determinadas imágenes que proceden de distintos canales de distribución de la visualidad actual, como por ejemplo, los relacionados con la cotidianidad, la experiencia o la misma historia del arte.

Su manera de trabajar, produciendo por lo general series cortas, a veces de sólo dos cuadros, se trata de reflejar en esta exposición de media carrera que, cronológicamente, se inicia con su producción de los 90 a través de tres monocromos. Gris, rojo y azul son los tonos de las obras en la gran sala donde se han reunido. Quizás todo parta de la propia historia del arte. El más antiguo de todos ellos, que hace referencia a Piranesi, podría inspirarse en la grisalla, lo mismo que la serie Demoliciones lo hace en los medios de masas "en blanco y negro". Sin embargo, el monocromo tiene en la historia de la abstracción su propio capítulo y el azul de Prusia fue el color predominante utilizado por Picasso en su etapa azul.

La extrañeza y la ambivalencia son otras características de sus cuadros, que se ha querido resaltar iniciando el recorrido expositivo en su serie Canchas, donde todo parece lo más normal del mundo, pero esa cotidianidad inquieta de una manera similar a como lo hacen los cuadros de Edward Hopper. El reverso de la normalidad también aparece en la siguiente sala, tal y como también sucede en el cine de David Lynch. Ronda de noche no sólo actualiza una conocida obra de Rembrandt, sino que, junto a los jóvenes que ocultan sus rostros, introduce aquello que inquieta y que puede salirse de la norma.

El nexo de unión entre las diferentes salas son las obras en torno al mural La nave, proyecto que señala la representación dentro de la representación siguiendo la tradición del cuadro dentro del cuadro para, como en los estudios visuales, analizar todo aquello que a priori no encontramos en una mirada ligera.


[Aviso legal | Políticas de privacidad]     Mapa Web | Museos                         Blog de la Consejería de CulturaVisita la página del CAAC en facebookVisita el perfil del CAAC en twitterVisita la página del CAAC en flickrVisita la página del CAAC en issuuVisita el canal del CAAC en youtube