intrusiones

fase uno: un paisaje desolador (i) - (ii)

El vacío como entidad no-edificada dentro de un entorno urbano construido, tiene unas capacidades sin igual para aquellos ciudadanos que se animen a darle vida fuera de un planeamiento urbano que lo controle. Este urbanismo no dibujado, (que siempre existirá) representa una posible amenaza para las autoridades públicas por el uso no controlado ni predefinido que se le pueda dar.
De hecho, las ciudades pueden, y normalmente ocurre, presentar estos lugares vacíos; solares urbanos que permanecen llenos de basuras y escombros, ocultos tras muros cubiertos de carteles y pintadas. Ese muro, es el torpe elemento de control que las ordenanzas municipales obligan a colocar para cerrar estos espacios al ciudadano. Es entonces cuando se convierte en un lugar marginal y falto de vida.

* Video realizado entre el 20 y el 24 de junio 2004 en el casco antiguo de Sevilla por Giovanni Pompili, con la colaboración de Santiago Cirugeda y los alumnos del taller internacional "la Subversión del espacio publico".


01 02 03 04 05 06